Miércoles, 22 noviembre 2017
Última actualización: 06:55
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Teulada Moraira Digital
Lunes, 9 marzo 2015

Algunas cosas no se imaginan, suceden

Marcar como favorita

Seamos francos. No es noticia que un perro muerda a un hombre, la noticia es que un hombre muerde a un perro.

La política nos muestra de forma cercana muchos ejemplos. Un político ha de saber vender su labor. Esto es así, no nos engañemos. El problema radica, como suele ser habitual, en los excesos.

 

¡Benditas elecciones! pensarán algunos, cuando leen en algunas publicaciones, como por arte de birlibirloque, aparecen  rotondas, aceras y obras en general a escasos tres meses de los comicios electorales.

 

Las fotos, dichosas fotos, se convierten en la perdición de algunos que piensan tan solo en su imagen.

 

Desear dominar y alterar  las cosas, en un intento desesperado que tiene como objetivo, perpetuar un pensamiento único, olvidando por completo la realidad ciudadana con la que tropieza una y otra vez, pasa factura.

 

Intentar vender una gestión inmaculada, cuando no es así, enfrentarse en lugar de agradecer, no concebir otra forma de pensamiento que no sea la propia y en definitiva ir de víctima es lo más miserable de los actos en los que un político puede caer.

 

Por suerte, el tiempo pone a todos en su sitio. Algunas cosas no se imaginan, suceden.

 

 

Vicente Bolufer

 

Teulada Moraira  Digital
Teulada Moraira Digital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
Próximamente...